Antes de los años 70’s

Nuestro abuelo era viticultor y bodeguero como sus antepasados. Antes de los años 70, el vino que elaboraba no se comercializaba embotellado por la familia, sino que se vendía a otras bodegas (o “Negociants”)

Año 1970

En 1970 José Antonio Berrueco, nuestro padre, propuso a nuestro abuelo embotellar y comercializar sus propios vinos. Tomamos nuestro abuelo como primera referencia de nuestra bodega y primera generación de la familia bodeguera porque fue él quien, con nuestro padre y nuestro tío, empezó a comercializar nuestros vinos embotellados.

Primeros años 70’s

Durante esos años, nuestro padre, junto con su hermano, elaboraba, embotellaba y comercializaba los vinos de sus viñedos propios, principalmente en el mercado local. El estilo del vino era un vino tinto joven, frutal,  elaborado por Maceración Carbónica de racimos completos (sin despalillar)

Mediados de los años 70s

Nuestro padre compró las primeras barricas de roble en 1976 y comenzó a diversificar sus vinos metiendo en barrica ciertos vinos seleccionados. En aquellos tiempos, este nuevo estilo de vino no se ajustaba a lo que hoy en día conocemos como Crianza pues  el objetivo de nuestro padre era simplemente suavizar los taninos del vino joven y proporcionarle ligeros aromas y sabores de tostado de roble. Por ello, no era necesario envejecer el vino durante un año completo como exigían los reglamentos para los vinos Crianza.

Años 80’s

Se amplían las instalaciones de la bodega. La gama de vinos sigue siendo la misma: Vino tinto joven y vino con un toque de roble.

Años 90′s

Se adquieren nuevos viñedos. Lo bodega pone su énfasis en el cuidado de los viñedos. En paralelo se lanzan al mercado los primeros Crianzas y Reservas.

Primeros años 2000’s

La familia comienza a pensar, hablar y planear el relevo generacional en la bodega familiar. No obstante, debido a que nuestro padre todavía se siente con fuerzas y energías para seguir al frente no se materializa el traspaso generacional, pero los hijos nos vamos involucrando cada vez más.

2012

En 2012, José Antonio Berrueco cede el testigo a sus tres hijos, la tercera generación de la bodega,  adoptando la denominación Berarte Viñedos y Bodegas S.L con la que se pretende dar continuidad a toda una vida dedicada al viñedo y al vino.